Diferentes aplicaciones: aparato locomotor, digestivo, medicina estética, oftalmología, odontología, geriatría, etc.

Introducción Histórica

La Ozonoterapia es la técnica que utiliza el ozono como agente terapéutico en un gran número de patologías. Es una terapia netamente natural, con pocas contraindicaciones y efectos secundarios mínimos, siempre que se realice correctamente.

wernerLa historia de la ozonoterapia comienza en Alemania.

El precursor del uso del ozono, fue Werner von Siemens, quien en 1857 construyó el primer tubo de inducción para la destrucción de microorganismos.

En la segunda década del siglo XX, otro alemán, el químico Justus Baron von Liebig fue el primero en estudiar las aplicaciones del ozono para uso humano.

Luego, fueron los rusos quienes aceleraron las investigaciones de esta nueva medicina y transfirieron los conocimientos a los países aliados. Aunque también se expandió en el resto del mundo, sobre todo después de la II Guerra Mundial.

La dificultad para medir un gas potencialmente tóxico, así como la necesidad de utilizar elementos de cristal resistentes al ozono dificultó la creación de generadores prácticos, limitando su uso. La aparición de la penicilina y otros antibióticos, desterró su uso en la medicina tradicional de los años 40 y posteriores.

vertebras

Hasta los años 80, la ozonoterapia se extendió entre médicos homeópatas, siendo ignorada porla medicina tradicional o alopática, debido a la falta de investigación básica y a los pocos estudios controlados de su eficacia.

Diversos Centros Universitarios en Cuba, Europa, Rusia, Polonia y China, comienzan a investigar los efectos fisiológicos del ozono en el organismo y algunos Hospitales Universitarios y Privados inician estudios controlados de su eficacia.

Poco a poco los sistemas sanitarios van autorizando y regulando la aplicación de esta terapia en el entorno de la medicina tradicional.

En España comienza su utilización en los años 60, existiendo una primera referencia bibliográfica en 1963. No obstante, la extensión de su empleo dentro de la medicina alopática se produce en 1999, tras la decisión por algunos especialistas médicos de su utilización para el tratamiento de la hernia discal. Posteriormente se evalúan otras aplicaciones y su uso se va extendiendo, a pesar de las enormes implicaciones que esto supone.